MENU

Colin Farrell y Vince Vaughn confirmados para la 2da...

Volverían ‘Los Simuladores’ en el 2015

24/09/2014 Comentarios (0) Visualizaciones: 1310 El baúl de LOB, Especiales, Reviews, Series

Review: Twin Peaks

“Twinpeaksmanía”

 Por Mel Somoza

Después de cinco días consecutivos mirando los 30 capítulos de Twin Peaks, sin salir de mi casa, en pijama, probablemente habiéndome bañado solo una o dos veces (no estoy segura porque no recuerdo mas que la serie y la voz de mi madre consternada en el lapso de esos cinco días), se me ocurrió buscarle el lado útil a esta adicción, haciendo un articulo sobre el causante de esta enfermedad. Y quizás también, lograr contagiar a alguno de ustedes para sentirme comprendida.

¿Qué la hace tan especial?

Principalmente el prestigio ineludible que le da el haber sido creada por David Lynch (director de películas como Inland Empire, Ereaserhead, Blue Velvet). Directamente conectado con el universo onírico que, a esta altura, ya es sello personal en el mundo Lyncheano.

La serie empieza con el asesinato de Laura Palmer y sin embargo logran hacer protagonista al cadáver. Laura aparece varias veces de diferentes maneras (y para reciclar actriz, también esta la prima de Laura, Maddy, que es su versión morocha).

Considerando que la cadena ABC la transmitió a principios de los 90’, y los espectadores todavía no estaban acostumbrados a series como Breaking Bad, Twin Peaks rompió esquemas en cuanto al tratamiento mas cinematográfico que se le dio.

Y por si no alcanza, millones de fans, son prueba suficiente de lo que provoca ver esta serie.

Fuerzas opuestas

A lo largo de toda la serie hay una constante que sostiene la tensión del espectador. Es la oposición de fuerzas entre: un mundo inocente, claro, tranquilo, como lo son la ciudad de Twin Peaks y sus habitantes; vs lo perverso, lo oscuro, lo deforme, como lo son The Black Lodge y Bob.

La misma serie distinta

Son dos temporadas. La primera de ocho capítulos, siguiendo el estilo de una miniserie, y la segunda de 22, ya como una serie tradicional.

Desde el piloto se establecen tanto los espacios donde va a transcurrir la historia, como los personajes principales que la van a guiar. Y por supuesto una pregunta propia de policial (en realidad es difícil encasillar a la serie en un género, pero sería una combinación de drama, terror, policial) que buscamos responder al final de la serie: ¿Quién mató a Laura Palmer?.  Este suceso viene a irrumpir la calma de Twin Peaks, una ciudad al norte de los Estados Unidos, rodeada de un bosque imponente y con cataratas.

La primer temporada tiene la forma narrativa de una soap opera, con diversas líneas narrativas que se van entrecruzando, pero sosteniendo un único gran arco narrativo a lo largo de todos los capítulos, este sería la investigación policial. En cambio, la segunda temporada, se estructura a partir de varios arcos narrativos más cortos que se van sucediendo.

Twin-Peaks-la-otra-butaca-lob

En la segunda temporada, a diferencia de la primera,  se muestra el espacio fantástico. Como me dijeron una vez “La segunda es el sexo que no tuvo el amor de la primera” y creo que no hay mejor descripción.  En la primer temporada solo vemos la habitación roja, el enano moviéndose raro y diálogos invertidos. Pero todo eso forma parte de un sueño. En la segunda, en cambio, desde el primer capitulo aparece un gigante y a eso lo acompañan varios otros sucesos extraños (que no voy a spoilear).

Pero quizás el elemento que mas diferencia ambas temporadas, es la intervención comercial. Como suele pasar, el rating arruina un buen producto. En este caso, la cadena ABC obligó a Lynch y Frost a develar quien era el asesino de Laura Palmer lo antes posible. Así que poco antes de llegar a la mitad de la segunda temporada, se descubre al asesino.

La película

Twin Peaks: Fire Walk With Me

Relata la última semana de vida de Laura Palmer, justo antes de empezar la serie.

Libros

The Secret Diary Of Laura Palmer. Escrito por la hija de David Lynch, Jennifer Lynch. Se editó justo antes de salir la segunda temporada.

The Autobiography Of FBI Special Agent Dale Cooper: My Life, My Tapes. Escrito por el hermano de Mark Frost, Scott Frost. Son las supuestas transcripciones de las cintas de audio que graba desde su infancia hasta que le asignan el caso de Laura Palmer.

Cameos

El hijo de Lynch. Donna va a llevarle comida a una anciana que no se mueve de su casa y ahí esta acompañándola su nieto, sentado en una esquina, serio, haciendo trucos de magia. Lo van a reconocer por su parecido con el padre, es inevitable (si alguna vez vieron a Lynch-padre, por supuesto).

twin-peaks-david-lynch-la-otra-butaca

David Lynch. Interpretando a Agent Gordon Cole, un amigo de Cooper que lleva audífonos y grita mucho. Imposible no quererlo.

Dato de color

Filmando el piloto en la casa de Laura Palmer, Lynch escucho que alguien decía “Frank, no pongas el mueble en la puerta que te vas a quedar encerrado” y automáticamente se le ocurrió una imagen, sin saber que ten relevante seria mas tarde. Lynch se acercó a Frank Silva, hasta entonces ayudante de decoración, y le preguntó si era actor, lo hizo ponerse a los pies de la cama y filmo una pequeña toma. Así nació Bob.

Soñar es gratis

“I’ll see you again in twentyfive years” (te veré otra vez en veinticinco años) le dice Laura a Dale Cooper y todos guardamos la esperanza de que suceda. Hagan las cuentas, señores. En 1991 terminó la serie así que para el 2016 podría esperarnos una linda sorpresa.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someonePrint this page

Comentarios de Facebook

comentarios

Tags: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *