MENU

Review: Papeles en el Viento

Review: Pistas para volver a casa

28/03/2015 Comentarios (0) Visualizaciones: 613 Reviews, Series

Review: House of Cards 3º Temporada

“Desde el dormitorio”

 Por Nazareno “Neno” Guerra

Existe un lugar muy íntimo de todo sujeto: un punto que direcciona todas sus acciones racionales. Ese centro, ese puntapié que lo empuja hacia afuera, es su emoción.

Eso es tan importante, que el proyecto tradicional moderno de hace algunos siglos, se propuso que el sistema social funcionara inversamente: que lo racional domine a lo emocional.

Los tiempos actuales dan cuenta del fracaso de ese proyecto. La emoción siempre acaba por manifestarse, por hacerse lugar, por más dura que sea la represión que sufra.

La tercera temporada de House of Cards toma, de alguna manera, esta problemática.

house-of-cards-lob-la-otra-butaca

La temporada entera se desarrolla a partir de la siguiente pregunta: ¿Cómo las emociones del sujeto político más importante del mundo afectan su juicio racional?

Frank Underwood es el Presidente de EEUU. Se supone que debería ser alguien racional, cauto, medido, frio, calculador, maquiavélico, fulminante. Pero la temporada no hace hincapié en sus decisiones tiránicas o en sus asesinatos encubiertos.

El tronco, el vector, la columna vertebral de la temporada, es la relación de Frank con su esposa. La lucha. La pugna por un lugar. La batalla por el poder. Por el comando. Por el timón. ¿Quién decide? ¿Quién acata? ¿Quién apuesta? ¿Quién redobla? ¿Quién somete? ¿Quién es sometido?

A partir de esas tensiones internas de su matrimonio, cual extensiones propias de su vida íntima, los Underwood van a tener que lidiar con el Congreso, con el conflicto entre Palestina e Israel, con Rusia, con el desempleo, con los fantasmas del pasado y, por sobre todo, con ellos mismos.

La serie, que por la voracidad de su ritmo hace que algunas situaciones parezcan poco verosímiles, mantiene la tensión, y es bastante lineal en su desarrollo.

No defrauda a quienes la siguieron hasta ahora, y deja un panorama de mucha intriga con respecto a la cuarta temporada; para la que, por desgracia, habrá que esperar mucho.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on Reddit0Email this to someonePrint this page

Comentarios de Facebook

comentarios

Porcentaje de Butacas: 75%

Lo mejor:

  • Las actuaciones
  • La forma de tratar los temas: desde lo íntimo hacia el exterior.
Lo peor:
  • Algunos puntos inverosímiles, o tratados con mucha liviandad.
  • La subtrama de Doug se lleva mucho metraje, quizás la cuarta temporada nos haga entender el por qué.

Tags: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *