MENU

Review: Jurassic World

Función expectativa de shnit el 31 de Julio

29/07/2015 Comentarios (0) Visualizaciones: 705 Cine, Reviews

Review: Terminator Génesis

“Volvió, pero obsoleto”

 Por Martín Luna: @MartEnLune

review terminator genesis lob la otra butaca

Recuerdo mis primeros encuentros con Terminator. El primero fue allá por 1989. Teniendo yo 5 años y levantándome de una extensa siesta me dirigí a la pieza de mis viejos donde mi madre veía una película. Al llegar, el horror: Un esqueleto metálico resurgía como el ave fénix de los escombros de un camión en llamas, seguido de un primer plano de la calavera de este mostrando unos ojos rojos furiosos.

Con la segunda fue menos casual, alquilando un videocasete trucho en lo que era un almacén en su fachada, pero con un videoclub en el fondo. La película tenia subtítulos en la letra más pequeña existente pero no impidió que disfrute a mis 8 años de Terminator 2 (1991- James Cameron) de la mejor manera. Ya luego cuando Lk-tel (con su slogan inolvidable de: Tenemos la mejor imagen) volví a alquilarla, en este caso oficialmente,  y disfrutarla una vez más. Terminator 2 es  hasta hoy la película que más veces he visto en mi vida.

Con la tercer parte y la cuarta, las anécdotas son menores. No así la expectativa que tuve con cada una de ellas. Ir al cine a ver a Arnold Schwarzenegger repitiendo el papel del T-800 es un acontecimiento único. Ninguna de las 2 (Terminator 3 Rise of the Machines y Terminator Salvation) cumplió con las expectativas.

Esta introducción nostálgica, es porque quien escribe, es un fanático acérrimo de las obras maestras de James Cameron (quien por esas cosas de la vida tuvo que vender los derechos de su invento y los cuales recuperara en 2019), por lo que la expectativa ante el anuncio de una quinta cinta de la saga que intentaba retomar el espíritu de aquellas dirigidas por el genio detrás de Titanic y Avatar era muy grande. Lamentablemente una vez más fui decepcionado.

“The more the merrier” es un dicho popular en Estados Unidos, el que traducido a nuestra lengua significa algo así como “Cuanto más, mejor”.  Es un concepto que se viene repitiendo en exceso en el género de acción de los últimos años. Algunas veces con mayor fortuna, otros no tanto. Ejemplo de un buen uso del recurso se aprecia en Mad Max (sin dudas la mejor película del año hasta el momento) o en Jurassic World. Ambas continuaciones/remakes de clásicos de los ochentas/noventas.  Terminator Genisys (2015 –Alan Taylor) intenta sumarse a estas últimas, sin lograrlo. Porque en donde las primeras agregaban elementos, estos se encontraban justificados en la narrativa de sus historias, mientras que en la quinta entrega de los robots del futuro no. La película no cuenta con un trasfondo interesante que justifique la cantidad de personajes y elementos para que estos sumen en el  final del metraje, sino que parecería ser solamente que el concepto de agregar suma de por sí solo.

terminator genesis review lob la otra butaca

La historia toma los acontecimientos de la primer Terminator de 1984. Vemos como previamente un John Connor adulto junto a Kyle Reese (Jason Clark y Jai Courtney) derrotan a Skynet. Se enteran de esta manera que en un último intento para ganar la guerra, las maquinas han enviado a un Terminator al pasado para asesinar a Sarah Connor. Kyle Reese se ofrece como voluntario para impedirlo viajando también a 1984. Lo que sucede luego es algo que Kyle no esperaba. La Sarah Connor de ese tiempo (Emilia Clarke) no es nada parecida a la de la película original. Esto se debe a que ella ya conoce todos los acontecimientos que van a suceder y es de hecho Sarah quien salva a Kyle. Ahora deberán viajar a nuestro presente que es donde el nuevo Skynet, una especie de App de celular asesino (algo que parece sacado de They Live de Carpenter mas que de una película de Terminator)será el encargado del exterminio de la raza humana. Acompañando a Sarah y Kyle esta “Pops” (Arnold Schwarzenegger) T-800 que ya ha comenzado a mostrar signos de envejecimiento. Para complicar las cosas ahora John se ha transformado a su vez en una nueva forma de Terminator y ha viajado al pasado para matarlos a todos. Sí, todo esto sucede en 1 hora de película, lo que deja al espectador con cara de ¿?.

Los problemas de Genisys son varios. A saber:

Uno de los pilares de Terminator 2 en cuanto a su éxito, son sus escenas de acción. Todas recordadas, homenajeadas y parodiadas. Su estructura, entrelazada con los mejores efectos especiales por computadora que el cine ha dado en su historia (aun hoy el T-1000 es uno de los logros tecnológicos más importantes) se mantiene en todas sus secuencias: Introducción, desarrollo y su clímax. Para no ponerme muy técnico pensemos en la secuencia de Terminator 2 de la persecución del camión del T-1000 a la moto de John Connor por las calles de L.A. Desde su inicio hasta su desenlace prevalece el suspenso. John arranca su moto con dificultad, el T-1000 lo persigue a pie hasta lograr robar un camión. Detrás, muy detrás lo sigue el T-800 de Arnold Schwarzenegger. La persecución los lleva por los desagües inhóspitos de la ciudad mientras el T-1000 amenazante va destruyendo su camión y todo lo que encuentra. Finalmente y cuando la moto del joven Connor parece tener como destino dormir debajo de las ruedas del gigante de acero, el T-800 realiza una pirueta salvadora (que un actor realmente hizo con arneses), se adelanta al T-1000 por un borde, salva a John y vuela al camión en pedazos.

En Genisys este procedimiento se repite de la siguiente manera: Los protagonistas ingresan a un lugar, el villano irrumpe caminando cual Droopy de Tex Avery, y luego de frases como: Saben que no podrán detenerme comienza la persecución para que todo explote en todo momento y el villano parezca muerto.

En cuanto a lo actoral se destaca Emilia Clarke como Sarah Connor. Jason Clarke es un excelentísimo John Connor en los primeros minutos de película, pero su trabajo es tirado por la borda cuando se transforma en el villano de turno, que más que un Terminator parece un villano de James Bond de los 60 con planes para dominar el mundo. Jai Courtney es una muy mala elección como Reese. El original de 1984 (Michael Biehn) era un flacucho con garra, temeroso, lleno de cicatrices pero que siempre ponía el pecho ante todo. Su relación con Sarah se mantenía originalmente de manera violenta al estar el enamorado de ella y siendo esta forma su mecanismo de defensa. Courtney como Reese tiene más volumen físico, es mucho más seguro y la verdad parece casi tan imponente que el Arnold de 1984. J.K Simmons hace un papel inexplicable e injustificable. Completa el siempre carismático y querido Arnie, poniéndole el pecho a las balas y salvando a Genisys que se hunda más rápido que el Titanic.

Ni hablar del extraño humor presente en la película, con una escena con música de Bad Boys para el olvido.

Terminator Génesis es una regular película de acción. Intenta recuperar el espíritu de las primeras dos entregas desechando la historia argumental de Rise of the machines y Terminator Salvation lo cual se agradece. Ahora espero que Cameron haga lo mismo con esta en una alguna remake cuando los derechos le vuelvan del lugar que nunca debieron irse. Esperemos que no vuelva hasta que este sea el caso.

 

Comentarios de Facebook

comentarios

Porcentaje de Butacas: 40%

LO MEJOR:

  • Arnold Schwarzenegger sigue demostrando su pasta.
  • Emilia Clarke como Sarah Connor.
  • Los primeros 10 minutos.
LO PEOR:
  • Las escenas de acción.
  • Trama demasiado rebuscada.
  • La app asesina!
  • Humor Excesivo.

Tags: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *