MENU

Review David Lynch: The Art Life

Estreno “AninA” de Alfredo Soderguit en el BAMA Cine...

19/04/2017 Comentarios (0) Visualizaciones: 246 Cine, Reviews

Review Rápidos y Furiosos 8

“Los Vengadores en ruedas”

2017 Dir: F.Gary Gray.
Vin Diesel, Jason Statham, Dwayne Johnson, Michelle Rodríguez.

 Por Martín Luna: @MartEnLune

rapidos y furiosos 8 review lob la otra butaca 2 (2)

Era principios de los noventa, cuando aun la palabra globalización era un más término empleado por pseudo eruditos y economistas que una realidad concreta. Una película podía no salir por un par de meses en la cartelera porteña y otras, tal vez con una repercusión menor, pasaban directamente al videoclub amigo.  Sin internet y por ende sin rapidshare (que tiempos aquellos) o cuevanas a los que acudir las alternativas eran escasas. Los canales de aire se regodeaban ante el mega estreno que tenían en su poder. Estos tanques podían competir contra programas históricos y pasarlos por arriba. El viejo y querido “La noche del espectáculo” por canal 13 era una cita obligada de cualquier amante del cine tenga la edad que tenga. Acercarse al videoclub era toda una experiencia. No existía la comodidad del streaming de Netflix con la (a veces escasa) variedad de series y películas que el gigante norte americano tiene para ofrecer. En el videoclub uno se tomaba su tiempo, leía las sinopsis (en su mayoría pesimamente escritas por personas que apuesto que ni siquiera habían visto las películas) y podía tomarse horas en la elección perfecta. Pero lo valía. Una mala elección podía destruir una tarde con la familia. Miradas de odio ante aquel que eligió terrible bodrio. Y si era domingo, día en que los videos club de barrio no abrían sus puertas podía significar un sinfín de conflictos. Pero si, por otro lado, la elección era correcta (como la de Indiana Jones con el santo grial), las miradas de aprobación agigantaban al seleccionador del film en cuestión, como Miyagi con Daniel San. Fue uno de esos días nublados para encerrarse a ver películas. La elección era Punto de quiebre (Point Break 1991) con un jovencísimo Keanu Reeves y un, hay que decirlo, fachero y carismático Patrick Swayze. La historia, por si no la vieron, va sobre un detective llamado, hoy ya devenido en leyenda cinematográfica, Johnny Utah que debe infiltrarse en una banda de surfistas, que aburridos tal vez con la poca adrenalina de esa actividad, deciden robar en sus tiempos libres, bancos disfrazados con mascaras de ex presidentes de los Estados Unidos. El giro es como Utah empieza a hacerse amigo de Bodhi (Swayze) y en algún momento le empieza a carcomer el cerebro sobre si entregarlo a la policía o dejarlo ir. El resto es historia del cine.

Diez años después, en 2001, y en una realidad completamente diferente donde el auge de internet aparecía en absolutamente todos lados, me encontraba jugando en un cyber al, aun hoy vigente, Counter Strike. Ya aburrido de desactivar bombas o meter “chechos” a diestra y siniestra comencé a hurgar en el resto de las carpetas que el local proveía para divertimento. En una de ellas se leía: Rápido y furioso. Eran las 4 de la mañana y recuerdo que al terminar de ver la película de Toretto y Brian O’Conner tenía ganas de comprarme un auto y salir a correr picadas. De la misma manera que en Punto de quiebre, el esquema del policía infiltrado que termina sintiendo afecto por los criminales a los que persigue en secreto, en una suerte de síndrome de Estocolmo, se repetía casi esquemáticamente.  Unos surfistas, otros conductores de autos “tuneados” para carreras ilegales y no tanto. Ambas bandas ladrones. Ambas películas con personajes por sobre todo carismáticos. A diferencia de la primera (aun hoy escucho chistes sobre cuándo va a retornar Johnny Utah) los productores de RYF vieron el potencial de la saga y comenzaron a explotarla. Principalmente fueron los autos los protagonistas y las chicas en bikini más que la trama y sus actores.  De allí se desprende la floja  Más rápido y más furioso donde se introduce a Tyrese Gibson y Rápido y furioso: Reto Tokio con una dinámica totalmente diferente que introduce el Drift a la saga. Ninguna tuvo buenas críticas. El motivo: tanto la segunda como la tercera no contaron con su estrella estelar, Vin Diesel, que se estaba dedicando a hacer alguna carrera actoral y a recaudar unos cuantos morlacos. Con Rápido y Furioso 4 el universo de Toretto y compañía comenzó a tener la dimensión de lo que conocemos hoy. Ya no limitada al mundo de las picadas sino a abrir la saga a conspiraciones y escenas inverosímiles. El punto de quiebre fue Rápidos y Furiosos 5in control que ya comienza a formar el dream team que conocemos hoy. La sexta y séptima son el filtro necesario para culminar de destruir todo lo que la saga tuvo en sus orígenes para transformarse finalmente en lo que conocemos hoy. Rápido y furioso 8 es la consecuencia final de esta extraña metamorfosis de género que tuvo la saga, devenida hoy en un pastiche de James Bond, Avengers, Ethan Hunt, Bourne y cualquier inverosímil película de Michael Bay.

Para innovar un poco y darle una pizca de intriga, RYP 8 nos cuenta como Toretto de luna de miel en cuba se encuentra con Cypher (la bella Charlize Theron),  una símil de villano de James Bond, quien le muestra una imagen en un celular logrando, si es posible, que a Vin Diesel se le caigan todos los pelos que tiene.  Sabemos que no es su deseo, pero debe traicionar a sus amigos, a su familia!!, aunque sea, como nos enteraremos luego, por una buena causa. El resto de la película se divide en 2 grandes escenas más: La persecución en Nueva York con una destrucción de autos que parece una licuadora escénica entre el inicio de The happening y la escena de persecución de The blues Brothers, y finalmente el desenlace en Rusia.

rapidos y furiosos 8 review lob la otra butaca 2 (1)

Con pochoclos en mano, la película logra su cometido. Entretiene, divierte y logra olvidar la boleta de Edesur vencida que uno tiene guardada en el cajón como si escondiera la vergüenza. Jason Statham junto con Dwayne Johnson son la carta ganadora de esta entrega con sus intercambios de macho enojado. Todos parecen haber olvidado lo malo que era el británico en las últimas dos entregas (incluso asesino a un miembro de la “familia”). Incluso hasta parece tierno en una escena final que me recordó a  Matar o morir con Clive Owen. El resto cumple. Gibson es el personaje cómico, al que intenta robarle su rol el errático Scott Eastwood – No imagino a Eastwood padre siendo humillado por otro personaje en alguna de sus películas – Tej Parker con Nathalie Emmanuel son los hackers del equipo. Todos funcionan en par. Y Vin Diesel parece creerse que Toretto es un súper héroe. Que en un mano a mano con Hulk va a lograr que el gigante verde huya como gato mojado. Y eso es en lo que se ha transformado esta saga. En un espectáculo inverosímil, ridículo pero divertido. Como Batman y Robin de Schumacher pero en serio.

Mucho tiempo ha pasado desde Punto de quiebre y el VHS a Rapido y furioso con la dupla Walker/ Diesel a esta octava entrega. De existir allá por los noventas y alquilarla desde el lugar más inocente del desconocimiento es muy posible que el domingo nublado sea salvado con  “una buena de acción” y evite esas miradas rellenas de odio.

Leí por ahí en forma de chiste que la novena entrega transcurra tal vez en el espacio. ¿Raro? No. Incluso posible. James Bond lo hizo en Moonraker. Incluso Jason, que comparte la calvicie con Toretto, anduvo pululando por naves galácticas. Con una transformación constante de género y con una idea clara de reinventarse para explorar nuevos horizontes quien les dice que Toretto y compañía no terminen salvando al mundo de Thanos y Loki en Avengers: Infinity War. Hasta incluso lo imagino chocando los cinco con el Cap e invitando a Iron Man a la terraza de la casa y comer unas barbacoas.

Share on Facebook5Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on Reddit0Email this to someonePrint this page

Comentarios de Facebook

comentarios

Porcentaje de Butacas: 70%

LOB MEJOR:

  • Escenas ridículamente divertidas.
  • Statham & The Rock (para cuando el spin off?).
LOB PEOR:
  • RYF tiene consciencia de su ridiculez por lo que cuestionarla por tal es innecesario.

Tags: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *