MENU

Nuevo trailer de DUNKERQUE de Christopher Nolan

Nuevo video de Piratas del Caribe: La Venganza de...

05/05/2017 Comentarios (0) Visualizaciones: 136 Cine, Reviews

Review Los Padecientes

“Ni Sherlock, ni Freud”

2017 Dir: Nicolás Tuozzo
Benjamín Vicuña, Eugenia Suárez, Luis Machín, Pablo Rago.

 Por Martín Luna: @MartEnLune

Basada en la novela homónima de Gabriel Rolón, quien tiene una participación actoral en su propia obra, Los padecientes de Nicolás Tuozzo se suma a la pila de películas que no aportan demasiado al mundo del cine y generan finalmente que uno vuelva al material de base.

Después de El secreto de sus ojos, no hubo una película que podamos llamar mainstream, que haya generado un impacto y una aceptación como la ganadora del oscar allá por 2010. Papeles en el viento o Tesis para un homicidio se quedaron solo en el intento de acaparar espectadores con premisas que a priori parecían excepcionales, pero que denotaban una carencia de idea cinematográfica. Léase la presencia de Darin en Tesis y el triangulo compuesto por Sachieri, actores y Taratuto en Papeles. Aquí es la dupla “protagónica” de Suárez y Vicuña que parte de un morbo frívolo por la historia conocida entre ambos.

Casi como en el clásico cine Noir, Pablo Rouviot (Benjamín Vicuña), un renombrado psicólogo, recibe la visita de la “femme fatale” Paula Vanussi (Eugenia Suárez), quien le solicita ayuda. Su padre acaba de ser asesinado por su hermano, que posee problemas mentales, y necesita la firma de un psicólogo que lo declare inimputable para que el caso se cierre. En la búsqueda de la verdad, Rouviot, ya devenido en una suerte de Sherlock Holmes, encontrara una trama algo más compleja detrás del asesinato.

Y aquí arrancan los problemas. La incesante búsqueda de la verdad por parte del psicólogo queda en una nebulosa argumentativa, donde no se explica cuales son las motivaciones del personaje por inmiscuirse con tanta perseverancia en el caso. Se le suma a que tanto Vicuña como Suárez no parecen creerse demasiado a sus personajes con actuaciones que son más similares a un ensayo de lectura de guión que a una interpretación. Y hay que ser justos, este problema se extiende a casi absolutamente el resto de los actores. Se exceptúa a Pablo Rago, quien como una suerte de Diego Maradona que hace jueguito con una pelota de golf como con una mandarina, adecua cualquier papel, por mas chato e inocuo que pueda parecer, a sus grandes capacidades actorales para lograr destacar por sobre el resto. También se puede destacar a la escasa participación de Nicolás Francella y mucho mejor a Ángela Torres de gran presente y futuro.

Se lamenta que la película quede a medias tintas, cuando se nota que hay un buen material de fondo para trabajar y ahondar más profundamente. El giro del final, un tanto previsible no logra buscar la sorpresa y pierde justamente su esencia, siendo una escena más.


Share on Facebook2Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on Reddit0Email this to someonePrint this page

Comentarios de Facebook

comentarios

Porcentaje de Butacas: 50%

LOB MEJOR:

  • Pablo Rago y Ángela Torres sobresalen del resto.
LOB PEOR:
  • Personajes protagónicos muy chatos.
  • El giro del final resulta muy pobre como clímax de la historia.

Tags: , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *