MENU

Podcast The Last Ship

PREMIOS EMMY: MEJOR SERIE DE DRAMA

07/09/2017 Comentarios (0) Visualizaciones: 59 Reviews, Series

Review The Defenders

“¿Y… arranca o no arranca? Siempre (no) arranca”

E.E.U.U. – 2017
Charlie Cox, Krysten Ritter, Finn Jones, Mike Colter, Sigourney Weaver

 Por Martín Luna: @MartEnLune

Cuando en 2015 Netflix estrenó la primera temporada de Daredevil muchos encontramos un alivio y luego una mirada cómplice, asintiendo con la cabeza mientras esbozábamos una sonrisa socarrona. Parecía que lo habían logrado. No tenían un trabajo simple. Traer de vuelta a Daredevil, personaje comiquero poco popular y que ya había tenido una terrible versión cinematográfica era un riesgo enorme para que Marvel y Netflix comiencen con su apuesta de superhéroes callejeros. Pero Daredevil nos entrego una historia madura, alejada del mundo infantil al que nos tienen acostumbrados con sus hermanos mayores como Iron Man, Cap y demás. Con el estreno de Jessica Jones doblaron la apuesta y resulto aún mejor. Y para colmo encontraron en Killgrave (David Tennant) uno de los mejores villanos desde Loki. Con el estreno de la segunda temporada de Daredevil estaban en la cresta de la ola y la espera de Luke Cage e Iron Fist para al fin reunir a los 4 en The Defenders, esa suerte de Avengers de nivel street, se hacía interminable. Pero paso lo inexplicable y tanto Luke Cage como la aun peor Iron Fist hicieron temblar la estantería para lo que venía. Finalmente The Defenders ha llegado y tras finalizar los 8 episodios que componen su primera temporada podemos afirmar que nos ha dejado un sabor amargo en la boca.

Sin avanzar demasiado en la historia, que tampoco es sobresaliente, The Defenders comienza con Danny Rand (Finn Jones) y Collen Wing (Jessica Henwick) persiguiendo a la organización de La mano sin éxito alguno. Matt Murdock (Charlie Cox) tiene una suerte de síndrome de abstinencia de superhéroe, Jessica Jones (Krysten Ritter) recibe un caso en el que no desea inmiscuirse pero lo termina haciendo y Luke Cage (Mike Colter) sale de prisión. Con 2 capítulos introductorios al universo de cada personaje veremos finalmente la reunión tan esperada en una gran escena de pasillo como ya nos han mostrado en la primera temporada de Daredevil.

Esa escena de pasillo es tal vez la escena mejor elaborada de toda la serie. En general las secuencias de pelea parecen coreografías dignas de películas como Los extermineitors, pero donde allí la falta de recursos hacía de la parodia su fuerte en The Defenders resulta un chiste de mal gusto.

La mezcla de géneros de cada personaje choca en las escenas que comparten entre ellos. El noir de Jessica Jones no cuaja en esa suerte de soap opera telenovelezco que es el conflicto de Iron Fist que a su vez no pertenece a esa extracción del blacksploitation de los 70’s que es Luke Cage. El combo se reduce a personajes cuestionando todo lo que les sucede alrededor y culmina asemejándose mas a un crossover del estilo Los Picapiedras conocen a Los Supersónicos por el choque cultural y de tiempo entre las dos familias, que a una unión de fuerzas de 4 personajes de series diferentes. Parecen olvidar que pertenecen a un universo donde New York sufrió una invasión extraterrestre derrotada por Iron Man y compañía.

Por el lado del villano Marvel lo hizo una vez más. Han contratado a un actor de renombre para que haga absolutamente de nada. La Alexandra Reid de Sigourney Weaver es un villano que promete en sus primeros capítulos por el conflicto que desarrolla pero se queda a mitad del camino sin realmente influir en la historia principal. Loki sigue durmiendo tranquilo que nadie le va a arrebatar el trono como villano indiscutido de este universo.

Cuando Netflix develo que The Defenders contaría con 8 capítulos muchos nos enojamos. Sus 4 series antecesoras contaban con 13 episodios por lo que resultaba curiosa la reducción. Una vez finalizada la visualización entendemos que la duración escogida ha sido más que suficientes para contar la historia de estos 4 superhéroes callejeros. Una historia que parece no arrancar nunca y que de repente tiene su enfrentamiento final, quedando por la mitad y que  culmina con la intención de dejar la puerta abierta, no solo a una continuación sino a ordenar los conflictos de sus personajes para las continuaciones de sus series individuales.

The Defenders no es la serie más floja de la unión Marvel-Netflix pero no por merito propio sino porque tanto Luke Cage como Iron Fist han hecho un amplio esmero por pelear ese título. Resulta triste que la serie más esperada haya tenido un nivel tan pobre con un conflicto repetido hasta el hartazgo, villanos inexplicables y secuencias de lucha paupérrimas. Si bien tiene momentos interesantes en la interacción de sus cuatro protagónicos, el tratamiento de telenovela, diálogos muy tontos, actuaciones exageradas, decorados de cartón y cromas muy mal realizados terminan por quitarle esa madurez que había demostrado en sus orígenes en series como Daredevil y Jessica Jones. Sin embargo el poder y el carisma de los 4 personajes protagónicos le dan al menos la chance de acompañarlos en su lucha y porque no, darles una segunda oportunidad en el futuro.


Share on Facebook6Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on Reddit0Email this to someonePrint this page

Comentarios de Facebook

comentarios

Porcentaje de Butacas: 65%

LOB MEJOR:

  • El juego de colores de cada personaje es impecable.
  • El capítulo 6 tiene el tono que toda la serie debería haber tenido.
LOB PEOR:
  • Mezcla de géneros incompatibles.
  • Efectos especiales paupérrimos.
  • Flojas actuaciones.
  • Sigourney Weaver desperdiciada.

Tags: , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *