MENU

Nuevo tráiler y póster de PANTERA NEGRA

Vuelve a Buenos Aires el shnit, la vuelta al...

16/10/2017 Comentarios (0) Visualizaciones: 90 Cine, Reviews

Review Blade Runner 2049

“Aun hoy los robots sueñan con ovejas metálicas”

(Blade Runner 2049)
E.E.U.U. – 2017
Dir: Denis Villeneuve
Ryan Gosling, Harrison Ford, Robin Wright, Ana de Armas, Sylvia Hoeks

 Por Martín Luna: @MartEnLune

En los años noventa cuando Videomatch comenzó en la tele, el programa no era la parafernalia de personajes desfilando por una pista de baile mientras son azotados por el jurado y expuestos ante millones de televidentes sedientos de sangre que es hoy. Su origen, mucho más inocente y periodístico, se trataba de un programa lisa y llanamente de deportes de bajo presupuesto, con Tinelli como conductor y panelistas de la talla de Gonzalo Bonadeo en tenis (quien no era ni la mitad de lo multifacético y conocedor del medio que es hoy), Daniel Jacubovich en Básquet u Osvaldo Principi en, como no podía ser de otra manera, boxeo. El bajo rating, produjo acontecimientos otrora impensados dignos de otra época. La segunda oportunidad brindada por el, en ese momento gerente de programación del canal de las pelotas, Gustavo Yankelevich, puso manos a la obra a Tinelli y Cía. para renovar el programa. Ergo, los, hasta ese momento casi inexistentes en nuestro país, bloopers pisaron fuerte y levantaron el asombro de la gente que se preguntaba de que se reía el vecino de al lado a esas altas horas de la noche. El resto es historia, y luego de años en la televisión, hoy no Videomatch, sino Showmatch, el programa de Marcelo Tinelli se ha convertido, le pese a quien le pese, en uno de los más importantes de la historia de las televisión, sino uno de los más influyentes. Pero no fue sino la posibilidad de la renovación que Yankelevich permitió en aquel momento que el programa pudo continuar. Una posibilidad que en la televisión exitista y muchas veces carente de contenido de nuestros tiempos resulta inexistente. Si no gusta, se levanta.

Cuando Blade Runner se estreno en las salas en el año 82, tras el éxito que le supuso a su director Ridley Scott la primer parte de Alíen, la cinta de un detective futurista con tintes noir persiguiendo robots por una LA infestada de cultura oriental fue un rotundo fracaso comercial. Los criticos no coincidian en la grandeza del film. Algunos la consideraban extremadamente lenta y pesada para una cinta de accion. Aun hoy su protagonista, Harrison Ford, cuenta turbias anecdotas de filmacion y de su odio manifiesto hacia el director de Gladiador. La voz en off de Ford, que simulaba a la de cualquier detective del cine negro de los 40/50 era realmente espantosa. Fue así que un acto muy curioso en la historia del cine, Scott, tal vez incrédulo de la poca repercusión que su película había tenido, tuvo la oportunidad relanzarla con un nuevo corte de director en el año 92. Chau voz en off. Sin estar satisfecho y con problemas con Warner, relanzo nuevamente la cinta en 2001 y luego en el 2007, considerado el montaje final, modificando el mensaje original de amor imposible entre detective humano y la femme fatale que en este caso es un robot por el de busco mi identidad y realmente soy quien soy. Versión tras versión, Blade Runner fue mejorando hasta convertirse en un clásico de culto indiscutido. Pero eso si, tuvo la posibilidad a través de los años, de reinventarse varias veces para finalmente ser lo que es y encontrar, como Deckard, su identidad fílmica.

En la extensa lista de secuelas y remakes innecesarias, entre las que podemos exceptuar sin dudas a Mad Max: Fury Road y alguna que otra, la continuación de Blade Runner cumplía sin dudas con esa calificación: innecesaria. Sin embargo, su director, Denis Villeneuve (Prisoners, Arrival) ha construido una cinta magnifica que a diferencia de sus pares cinematográficos ha mantenido el respeto por la Blade Runner de Scott (aquí devenido en productor) sin homenajes estúpidos o escenas inocuas para que el espectador más nerd y avispado levante su dedo y guiñé con su ojo de manera cómplice a su acompañante al ritmo de Lo entendiste no?

Sin embargo resulta imperioso resaltar que como película independiente no logre andar por si sola, más allá de su espectacularidad visual, al depender demasiado del universo original.

Blade Runner 2049 nos pone en la piel de K (Ryan Gosling), un agente que como Deckard se encarga de retirar a los replicantes obsoletos que andan pululando por el mundo. De movida K ya es introducido como un replicante, para evitar las ambigüedades que su precursora genero y sigue generando a lo largo del tiempo. En una de sus misiones encuentra una revelación demasiado importante para que sea conocida por lo que al mismo tiempo que sus ordenes son erradicar todo tipo de prueba, su instinto, curiosidad y su búsqueda interna de identidad motivara que K busque incesantemente la verdad.

Dennis Villeneuve ha hecho un magistral trabajo en encontrar el tono adecuado para la secuela de un clásico de culto indiscutido. Las imágenes, tonalidades y figuras remiten al trabajo realizado por el dibujante francés Moebius para el comic The Long Tomorrow aun más que en la original, claro esta por la abundancia de posibilidades dentro del espectro de los efectos visuales en la actualidad que eran más acotados en los 80. Todas las imágenes poseen una belleza interna y un eximio cuidado artístico que junto al lento trayecto de su metraje colaboran para que el espectador pueda regodearse al repasar cada frame con tranquilidad. Sin embargo, Blade Runner 2049 no es una película para un espectador que aburrido un sábado en la noche elige ir repentinamente al cine con la frase entremos-a-ver-esta-que-esta-el-de-la-la-land. No se torna aburrida, pero sin conocer el material previo, el cual es imprescindible haber visionado, puede marear al espectador casual, más precisamente porque su historia gira en torno a los acontecimientos sucedidos en la original.

Para esta cinta Villeneuve ha prescindido de su compositor fetiche, Johan Johannsson, para cambiarlo por el mega popular Hans Zimmer, quien ha hecho un trabajo soberbio respetando la tonalidad y profundidad que Vangelis le supo dar con su música electrónica a Blade Runner en los ochenta, aun cuando el ending theme nos remita inmediatamente a futbol de primera.

La parte actoral esta OK con mayúscula. Todos cumplen su labor con creces. Es el matiz que cada personaje lleva consigo lo que lo hace más interesante que otro. De esta manera Anna de Armas es uno de los personajes más interesantes de toda la película, como también Sylvia Hoeks en su rol de replicante un tanto desquiciada. Ryan Gosling propone nuevamente una actuación sin muecas ni gestos como ya realizó en Drive de Nicolas Winding Refn. Harrison Ford no tiene una extensa participación, aun con una película de casi 3 horas de duración, pero su presencia con su Deckard aun ogro y bebedor de Whisky pero romántico en el fondo denota aun sus dotes actorales.

Blade Runner 2049 no será un clásico. La relevancia e importancia que su original tiene en el mundo de la ciencia ficción, más alejada de la accion y con más presencia filosófica será inigualable en la historia, por más versión actualizada que Scott siga intentando. Sin esa segunda oportunidad que para bien o mal el director de Thelma y Louise tuvo al poder reeditar su película, Villeneuve tiene el merito del ace in the hole con una película magnifica en todo aspecto, pero como ya se dijo, que depende inexorablemente de su precursora a la que respeta demasiado. En el mundo cinematográfico actual, de explosiones vacías y personajes pasajeros, la osadía del director de Arrival es una cualidad digna de agradecer.


Share on Facebook5Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on Reddit0Email this to someonePrint this page

Comentarios de Facebook

comentarios

Porcentaje de Butacas: 85%

LOB MEJOR:

  • Magnífico aspecto visual.
  • Apartado sonoro brillante.
  • Manejo del tiempo y espacio.
  • Personajes interesantes y bien desarrollados.
LOB PEOR:
  • La extensa duración puede resultar molesta por la carencia de acción.
  • Argumentativamente depende demasiado del material original.

Tags: , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *