MENU

PREMIOS GOLDEN GLOBES: LO MEJOR DE LA EDICIÓN 75°

The Handmaid’s Tale estrena tráiler y da fecha de...

10/01/2018 Comentarios (0) Visualizaciones: 351 Reviews, Series

Review Dark

“La pregunta no es dónde, es cuándo”

(Dark – 2017- )
Alemania
Dir: Nikolaus Summerer
Louis Hofmann, Maja Schöne, Angela Winkler, Moritz Jahn, Lisa Vicari

 Por Panze Castaño

“Va a suceder otra vez’. Esa es la frase que se repite a lo largo de la serie, no como un presagio, si no como un recordatorio. Lo que estás viendo es solo una parte del espacio y el tiempo, que ya sucedió, está sucediendo y va a volver suceder.

Dark, la primera producción alemana de Netflix presenta una nueva forma de ver el viaje en el tiempo. Ya desde su inicio a través de una voz en off, con pocas palabras y una cita de Einstein, sugiere que no hay ningún misterio en el fenómeno del tiempo en sí mismo, pero sí entre quienes lo transitan.

Ubicada en el año 2019, la historia comienza con un suicidio y la desaparición de dos niños que no dejaron rastro en Winden, un pueblo chico al sur Alemania, ubicado convenientemente cerca de una planta nuclear a punto de cerrar y un majestuoso bosque que se pierde en el horizonte. Podría decirse que esta fórmula cumple con un cliché que Estados Unidos viene manejando desde tiempos remotos: misteriosas desapariciones y muertes en pueblos donde “nunca pasa nada”. Pero lo rescatable del uso de este cliché es el agregado de sci-fi que sorprendentemente se apega a las paradojas originales de la teoría viaje en el tiempo, una que tantas otras producciones del género usualmente deciden ignorar. A su vez, el tinte de la idiosincrasia alemana es algo interesante. Ese aire frío de su cultura y sus formas de vincularse en lo cotidiano, que a los ojos del espectador de series americanas puede parecer distante y poco empático, incluso sin carácter, es lo que finalmente le da sentido a la trama.

Tenemos un personaje principal, Jonas, que va guiándonos en su camino precedido por el suicidio de su padre, las desapariciones y una decepción amorosa. Es él quien tiene más pistas para descifrar la génesis de todos los sucesos, y sin embargo, ni él, ni el resto de los personajes se destaca al punto de marcarte o enamorarte como espectador. Los personajes son parte de algo más grande, el protagonista aquí es el tiempo. Los individuos que nos cuentan sus historias a lo largo del mismo son solo fichas que destacan lo poderoso de tener la licencia para manipularlo y cómo aun así siguen si vencer la propia naturaleza humana

La dupla Baran bo Odar (director) y Jantje Friese (guionista), fue la creadora de Dark y mantuvo sus roles durante los diez capítulos de la misma, ambos criados en pueblos chicos como el que muestra el universo de esta serie. Por momentos, Dark se convierte en una suerte de novela noir que despierta luego del misterio policial. La búsqueda insaciable de los niños es una excusa para presentar la vida de cuatro familias que habitan Winden desde hace varias generaciones y entre ellas, las conexiones llenas de secretos, lazos de traición y la participación ingenua en el bucle de tiempo que se abre cada treinta y tres años con casos de desaparición similares. Todos en busca de alguna clase de verdad o sentido en la vida.

Nos deleitamos con planos amplios y tranquilos del bosque que parece respirar, pero que también esconde un corazón asfixiante que late en una gran cueva: el punto de encuentro espacio temporal entre 2019,1986 o 1953. La cinematografía impecable está a cargo de Nikolaus Summerer quien ha trabajado en los proyectos anteriores de Baran Bo Odar, digna casi de un paisaje onírico, o más bien de una pesadilla, que te atrapa por la belleza de su imagen y te arrastra al fondo de la boca del lobo. Envuelta en un sonido que va desde el eco del dolor, pasa por un walkman y termina en el interior de los sentimientos de estas familias.

Una vez que entras en la historia, es evidente que son mono dosis de información en la medida justa, que el espectador tiene el papel de unir. Es verdad que después de tres espacios temporales, cuatro familias, más de dos niños desaparecidos, innumerables lluvias, fenómenos paranormales donde pájaros caen del cielo y las luces titilan, todo empieza a ser confuso y hasta se podría necesitar un anotador para seguir el hilo. En ese sentido, la serie es un poco agotadora por momentos, pero te deja tomar aire y seguir. El idioma agrega el encanto de lo poco conocido y aunque no sepas nada de alemán las emociones crudas se pueden ver y entender.

Somos animales viscerales, de costumbres; algunos de hábitos y supervivencia y algunos de guerra y poder. Al final, siempre se trata de amor y aflicción para motivarnos. El espacio para ser calculador y frio es tan volátil como el momento en el que tus entrañas se apoderan de ti y todo se torna negro.

El romance en la posibilidad de encontrar el error en la “matrix” para dar un salto y ahorrarnos el dolor es una idea que atraviesa la serie. Ser dueño de la verdad universal partiendo de la razón propia y sentimental, intentar enmendar errores o desmarcarnos de las mentiras que nos pusieron en el presente, funcionan como leit motiv. Pero aun en universo donde podemos cambiar el tiempo, seguiríamos siendo los mismos. Conscientes de las consecuencias, nos detendríamos solo para darnos cuenta que, aunque cambiemos algo, siempre vamos a tener el mismo resultado: porque ya sucedió en primer lugar.


Comentarios de Facebook

comentarios

Porcentaje de Butacas: 85%

LOB MEJOR:

  • Respeta las teorías de la paradoja del tiempo.
  • Logra atraparte sin necesidad de grandes efectos especiales .
  • Sonido e imagen muy bien manejadas.
  • Le da una vuelta de tuerca a lo que parece ser un típico policial.
LOB PEOR:
  • La cantidad de historias y personajes hacen por momentos difícil de seguir el hilo.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *